Ansiedad y embarazo

Ansiedad y embarazo

Que es la ansiedad
ansiedad y embarazo

Después de varios años intentando ser madre, justo cuando ya había decidido tirar la toalla voy y me quedo embarazada - "...si todavía tengo ansiedad, me gritaba mi mente!!!.

Capítulo 18 - Parte II. Yo tengo ansiedad

Es curioso ver que a pesar de la angustia inicial que me provocó saber que iba a ser madre, durante aquellos nueve meses pude reencontrar un nivel de bienestar y tranquilidad que hacía tiempo no sentía.

Seguía teniendo mis ataques de pánico, agorafobias y demás síntomas de la ansiedad, pero alcancé unas cotas de serenidad muy altas entre crisis de ansiedad y crisis.

Además de la serenidad inter-ataque, el embarazo también me trajo una parada en mi proceso de curación. María y yo seguíamos con las sesiones de psicoanálisis, pero cada vez me resultaban más aburridas, más improductivas. Salía convencida de que me servían pero no cómo yo quería.

Por supuesto no me atreví a dejarlas, estaba yo como soltar lo único que creía me ayuda a curar la ansiedad, necesitaba sentir que alguien estaba ahí, dispuesta a tenderme la mano si zozobraba demasiado con la ansiedad.

Y así fueron pasando las semanas, con los síntomas de la ansiedad más los miedos e inseguridades propios del embarazo. Estresada, perdida hasta que llegué al sexto mes, que fue cuando mi doctora me dijo que estaba en las puertas de un embarazo de riesgo y que tenía que parar.

-"Stop, Eva, llevas seis meses perdiendo peso y eso no es bueno!"

Me había metido en un embarazo de riesgo que me invitaba a relajarme y alejarme del trabajo y su vorágine si quería que la gestación fuera por buen camino.

ansiedad y embarazo -"Otro cambio más... ¿Pero es que no tenía ya bastantes?"

-"Y ahora...¿Qué hacía yo con tanto tiempo? Yo quería sentirme útil y para eso era necesario trabajar".

-"Vale que en mi vida había algo que había provocado la ansiedad".

-"Vale que no había cambiado nada y seguía repitiendo todo porque cualquier movimiento me daba pánico".

-"Vale que no quería pararme a pensar".

-"Vale que si me paraba y pensaba podría descubrir cosas que me hacían daño".

-"Vale! Vale! Vale!... pero ahora no!!!. Ahora no quiero! Ahora no me siento preparada para enfrentarme y encontrar el origen del miedo!".

La solución me vino haciendo lo que sabía hacer. Me creé una rutina de lunes a viernes, de nueve de la mañana hasta el mediodía, donde llenaba cada hueco de mi existencia con tareas que me permitieran llegar cansada y agotada a la cama... lo importante era:

"Hacer! daba igual el qué... sólo hacer para NO PENSAR"

Me había diseñado una realidad igual a la que tenía en el trabajo, para que ninguna fisura me permitiera salir o entrar (-"Vaya Vds. a saber cual era el sentido válido!) de aquel laberinto bloqueador de vida.

Eso sí! empecé a coger peso para salir del umbral del embarazo de riesgo.

Ahora recuerda que sí se puede salir de ese estado de ansiedad permanente!.



Contacto para la ansiedad







Capítulo 18 - Parte I...
Ansiedad y maternidad
Aprende a salir de la ansiedad
Capítulo 18. Parte III...
Ansiedad e inseguridad
Ansiedad y maternidad





*La omisión de algunas tildes ha sido intencionada
**Existen varios caminos para salir de la ansiedad. "Camino para calmar los síntomas", "Camino para silenciar los pensamientos", "Camino para gestionar el miedo" y "Camino para encontrar el origen de tu ansiedad". Todos los caminos son válidos, cada uno tiene sus propias terapias o técnicas. Algunas personas consiguen salir tomando sólo uno de estos caminos y otras, como yo, tenemos que recorrerlos todos.

0 comentarios:

Publicar un comentario