Ansiedad y Sexo

Ansiedad y sexualidad

ansiedad y sexo Voy a presentaros un tema en el que llevo trabajando varias semanas. Es una parcela de mi vida, difícil de compartir porque hablar de ello me hace sentir vulnerable, por eso el acceso es restringido a confidentes con tarjeta VIP.

Hoy hago jornada de puertas abiertas para compartir algo que no es exclusivo mío: ¿Cómo diantres puedes tener sexo si tu mente está pensando constantemente en superar las crisis de ansiedad? Vamos allá...

De partida, es bastante costoso concentrarse en caricias y besos, cuando las neuronas saltan constantemente a la zona del cerebro regido por la angustia. Cualquier gesto se puede convertir en un pensamiento de fobia:

Mi mente me decía: -"Si me dejo llevar por el deseo me dará un ataque de ansiedad o un ataque al corazón".

¿Cómo hacerle un hueco al placer si el mero hecho de vivir otro día más, manteniendo la rutina de supervivencia ya supone un desgaste muy grande de energía?.

ansiedad y sexo Mi mente quería tener el control de la situación: -"Esto es como en otras ocasiones, tengo que dejar la mente en blanco, entrenarla. En cuanto me libere de la ansiedad empezaré a sentirme".

¿Pensáis que la solución está en hacerlo y ya está?. ¡Cuidado! porque éste tema mezcla muchos hilos, algunos de ellos de una gran delicadeza.

Mi mente dudaba: -"¿Lo voy a hacer porque quiero enfrentarme al miedo y me apetece volver a sentir placer o porque llevo mucho tiempo sin hacerlo y me obligo a ello?"

De pronto, el ejercicio de entrenamiento que siempre os propongo para superar el miedo, ese en el que os tenéis que ir enfrentando poco a poco y cada vez más a lo que os da miedo, se me hacía imposible. Ahora no jugaba sola, había otra persona que me hacía la ecuación más complicada.

Mi mente volvía al ataque: -"¿Y porqué no puedo decirle sencillamente que empiezo pero que no sé hasta donde voy a llegar?"

Fijaros en lo que estaba pasando, no había empezado a sentir las caricias y ya tenía mi mente llena de preocupaciones:

- Ansiedad a seguir por si me daba un ataque de corazón.
- Ansiedad por romper las estadísticas si no lo hacía ésta semana.
- Ansiedad a decir de nuevo que necesitaba más tiempo.
- Ansiedad a lo que él pensara.

¡¡Ufff! con lo fácil que me resultaba hacerme el plan de entrenamiento en la agorafobia, ¿porqué me enredaba tanto cuando era sexo? Creo que la respuesta estaba en que a mi ansiedad le añadía los tópicos sociales y los de género. La respuesta fácil hubiera sido la directa, la que sale de dentro, sin tanto adorno:

-"Mira chico! Esto es como cuando me enfrento a otras ataques de ansiedad. No voy a hacer más de lo que mi mente esté dispuesta. Necesito que estés ahí y aunque no me comprendas me respetes. Mi plan de entrenamiento requiere tiempo, ¿estás dispuesto a acompañarme y hacer de esto un juego?"

Ahora escúchate y antes de hacer nada reflexiona EN LO QUE REALMENTE te apetece hacer con tu cuerpo, pensando sólo en ti.

Recuerda que... la ansiedad se cura.



<<< Otros problemas de la ansiedad


Contenido relacionado:

Ansioliticos para la ansiedad
Aprende a salir de la ansiedad
Ayuda Online Ansiedad

Parte 1ª
Ansioliticos para la ansiedad

"Algunas tildes han sido omitidas intencionadamente"

11 comentarios:

  1. Estimulante entrada, me ha hecho pensar que lo que describes vale para cualquier mujer (no sé si le pasa ésto a los hombres)tenga o no ansiedad, porque ¿cuántas veces nos descubrimos haciendo algo sólo porque no hacerlo supone mucho conflicto interno?, y no hablo solo de sexo. Ésta, como el resto de tus publicaciones, sirven para el completo de la vida.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Fíjate en la idea: "no hacerlo supone conflicto interno"... ¿y hacerlo? no es mayor el conflicto de acabar sometidas/os a algo sin saber si era lo que queríamos... ay! con lo fácil que es parar y decir: "espera que no lo tengo claro"
    Gracias Lu!

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, parar y saber si parte de tí, eso es lo difícil.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. De nuevo: "salir de ti".
    Varios caminos que llevan a un mismo punto, las ideas se simplifican: "escucharte y dejarte llevar".

    ResponderEliminar
  5. Hacer y tirar para alante sin pensar

    ResponderEliminar
  6. El mayor enemigo de la ansiedad es la competencia... Competemos por ser el/la mejor amante, sobre todo en el caso de los chicos... hasta el punto de estar pensando... la habré dejado satisfecha?? El remedio es fácil... Si piensas que no vas a estar a la altura... te atacará los nervios y no lo estarás... pero... y si por un momento piensas que eres el peor amante del mundo y te ries de ello, y a cada chica que conozcas antes de nada le dices que eres el peor amante del mundo... probablemente eches el mejor sexo de tu vida xD

    ResponderEliminar
  7. Mira lo que encontré:

    Si no puedes reírte de ti mismo, te estás perdiendo la mejor broma de tu vida.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. tengo demasiadas sensaciones cuando me exito me mareo y siento mi corazon muy agitado siento que morire de un imfarto

    ResponderEliminar
  9. me es dificil yo tengo ansiead generalisada y ultimamente ando muy deseoso de tener sexo pero cunado estoy con alguien me ganan los nervios y siento que me desmayo la verdad estoy arto por que cuando empieso a tocar ami pareja mi corazon se acelera mas y la vera pienso que morire de un infarto

    ResponderEliminar
  10. Te pasa lo que me pasaba a mí... esa sensación de que el corazón se acelera tanto que parece que te va a dar un infarto.

    Pero lo cierto, Gerbin, es que las palpitaciones, indistintamente del origen de las mismas, son un síntoma propio de la ansiedad.

    A mí la terapia me sirvió para identificar las palpitaciones y minimizar el impacto que tenían en mi vida... sólo son un síntoma.

    Recuerda los tres pilares para curar la ansiedad: Paliar los síntomas con psicofármacos, relajar el cuerpo y mente con alguna técnica de relajación y afrontar el origen de la ansiedad con ayuda de un/a profesional.

    Suerte Gerbin!

    ResponderEliminar