Pensamientos obsesivos

Pensamientos obsesivos

Que es la ansiedad
pensamientos obsesivos Decidí que lo mejor para que desaparecieran los pensamientos obsesivos, era levantarme sin pensar en las emociones que me provocaba cada tarea de mi agenda, si no, corría el peligro de caer en un ataque de pánico.

Capítulo 12

Lo malo de éste principio, es ver como el silencio de la mente te provoca el vacío. Notas como te vas ahuecando emocionalmente. Te liberas de la angustia pero también de las emociones. Era un precio muy alto.

que es la ansiedad En aquel 2004, mis pies no estaban firmes, me costaba tanto... todo.... Miraba hacia atrás y me veía como si toda mi vida hubiera tenido ansiedad, se veía tan lejos los momentos de alegría y Bienestar Emocional.

- "¿Dónde estabas felicidad que no podía tocarte? ¿Dónde estabas que te habías escurrido entre los dedos? "

Ahora más que nunca empezaba a notar la necesidad de ayuda porque notaba mis fuerzas flaquear:

-“Por favor, que alguien o algo me saque de éste pozo. No creo que pueda soportar otro ataque de ansiedad... ni otra mirada de pena cuando le comento a alguien, que tengo una enfermedad mental”.


Pero nadie notaba cómo gritaba, porque eran voces ahogadas, llegué a sentir las manos dañadas de tanto golpear aquella capa de olvido. Me dolía todo!.

que es la ansiedad -"¿Dónde andas fuerza interior? Me has dejado a la deriva de estos absurdos pensamientos obsesivos ¿Por qué no me ayudas a curar la ansiedad?" ¿Porqué no te siento?"

Como os decía, decidí intentar pensar lo mínimo posible, sólo actuaba, para conseguir adelantarme al pensamiento obsesivo que era el inicio del ataque de ansiedad:

-“Soy salud, soy salud, estoy bien, soy salud”

Esta frase de refuerzo, que al principio se volvía en contra mía, porque no me servía para sentir el <<< Bienestar Emocional >>> y por tanto me agobiaba más:

-“No puedo, no puedo, no puedo... no quiero estar aquí, no quiero estar en mí...”.

Con el tiempo, estas frases hechas de pensamientos positivos, fueron dando sus resultados, se empezaron a turnar las veces en las que conseguía minimizar el miedo con las que conseguía eliminar la ansiedad

- "Qué bueno saber que tenía el control de la ansiedad, qué fuerte sentir que yo podía curar la ansiedad.

Recuerda que... la ansiedad se cura.



<<< Capítulo anterior... Ansiedad y pensamientos negativos
Capítulo siguiente... Ansiedad y Terapia de grupo


4 comentarios:

  1. La soledad del que grita y nadie le oye, la soledad del que grita en silencio, por eso nadie le oye.

    ResponderEliminar
  2. Ufff! lo que me costó poner voz a esos gritos Lu! lo que me costó!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Si mi cabeza no piensa, no tengo problemas se que es de cobardes pero necesito engañar a mi cabeza

    ResponderEliminar
  4. ¿De cobardes? ¿Pero porqué eres tan exigente contigo?

    ¿No tenemos bastante con intentar echar día a día, afrontando la rutina de la vida como para encima andar fustigándonos con esos pequeños mensajitos de que no somos lo suficientemente valientes?

    Yo al principio, hacía lo mismo. Pasé por el período en el que tuve que reforzar mis pensamientos a través de la Piedra-Actitud-Positiva y para ello, filtraba lo que no podía digerir en ese momento.

    Fíjate, ahora que lo pienso, lo único que hacía era protegerme, me estaba cuidando. ¿Te has dado cuenta el giro en la forma de pensar? De cobardía hemos pasado a protección, ayuda, refugio.

    Ya llegará tu momento... cuando estés preparada/o notarás la necesidad de usar la Actitud-Pulidora.

    Saludos!

    ResponderEliminar