Pensamientos obsesivos ansiedad

Pensamientos obsesivos ansiedad

Que es la ansiedad
pensamientos obsesivos ansiedad

Pensamientos obsesivos ansiedad es el duplo que intentaba romper utilizando frases de pensamientos positivos.

Parte II - Capítulo 8


Ahí estaba yo, cruzando la oficina mientras volvía a mi sitio, cuando de pronto me viene el mal rollo. Ya sabéis, ataque de pánico sin motivo ni causa aparente. Me enrosco en mis pensamientos obsesivos y no puedo salir de la parte oscura de mi mente. Es entonces, cuando me acuerdo de que tengo una frase para reforzar los pensamientos positivos y me la lanzo:

-“Soy salud!" .

Con total sinceridad, si en vez de decir eso, me hubiera dicho:

-"Me pican los pies!"

El resultado hubiera sido el mismo. -"Por qué?" - Porque se necesita tiempo para interiorizarla y sentir de verdad, la sensación de que eres salud, de que realmente estás bien. Notar cómo crece en tu interior el bienestar!!!.

SOY SALUD, SOY SALUD... SOY SALUD!”

Seguía perseverando, hasta que el bienestar empezó a aparecer unos pocos segundos (muy poquitos!), pero ya sabéis, lo importante no es el tiempo, si no saber que vamos alcanzando metas. Esos pocos segundos me servían para tomar aire profundamente y relajar los músculos del cuerpo, y eso era garantía de más tranquilidad. ¡¡¡Qué bien!!! ¿verdad?.

pensamientos obsesivos ansiedad Un consejo para nosotra/os ansiosas/os de la vida, hay que tener especial cuidado con el fracaso!. A mí, por ejemplo, la sensación de frustración me hacía sentir doblemente mal, y bastante se retroalimenta una con las angustias como para darle madera de exigencias.

Tenía que haber apartado las pretensiones de un final rápido, no era un buen consejo, me enmascaraban mis pequeños buenos resultados. Por eso, recomiendo que os quedéis sólo con lo ganado, desechar todo lo demás. Que han sido dos segundos, recuerda esos dos segundos y añádelos a tu currículo de herramientas para que en la próxima crisis tengas la frase de salida y la sensación real de haberte visto con salud y armonía.

Estiramientos mentales: Recuerdo que cuanto más practicaba mejores resultados obtenía, con esto no quiero decir que siempre me funcionara, había ocasiones en las que no tenía ganas, otras en las que tenía demasiado miedo y no quería hacer nada... Pero lo cierto, es que si lo llevaba a la práctica cuando estaba un poquito más optimista, cuando quería intentar llevar las riendas de mi mente, entonces sí que me sentía bien.

Me gustaba quedarme con ese ‘regusto’ de normalidad. Eso había sido mi vida antes de la ansiedad, todavía era capaz de recordarlo, estaba ahí guardadito ¡que bien!.


Recuerda que... la ansiedad tiene cura

Ansiedad y pensamientos obsesivos




"Algunas tildes han sido omitidas intencionadamente"

0 comentarios:

Publicar un comentario